Los catres son un elemento esencial en hogares con habitantes caninos. Son muy populares entre los dueños y animales porque son muy duraderos, prácticos, fáciles de mantener limpios y a los perros les encanta dormir en ellos sin importar si es verano o invierno.

Por supuesto, así como hemos visto en artículos anteriores, no todas las opciones son duraderas; todo está en la calidad de la mano de obra y de los materiales.

¿Cuál es el mejor catre para perro?

En el último artículo tratamos de responder a la pregunta «¿Cuál es la mejor cama ortopédica para perros?» para ayudarle a los dueños de perros de edad avanzada o que sufren de problemas musculoesqueléticos. En esta ocasión, exploramos el mundo de los catres, un producto tan común que a menudo lo subestimamos. Sin embargo, los catres son excelentes aliados para los perros con problemas motores o para perros de edad avanzada porque apoyan el cuerpo, son más higiénicos que una perrera acolchada y el acceso elevado facilita que el perro se suba y se baje. 

Evaluemos juntos algunos modelos:

1. Amazon Basics – Catre de malla, talla M

AmazonBasics - Cama para mascotas anticalor elevada, M, Gris

VER EN AMAZON

Este catre tiene un marco de metal sin demasiadas pretensiones. Uno de los productos que lleva el espíritu de la categoría Amazon Basics por su excelente relación calidad-precio. El tejido de nylon es transpirable y ligero, muy fácil de limpiar y muy resistente. El producto se eleva del suelo hasta logarar una altura de 19 cm. Mide 110x65x19 cm y es perfecto para perros pequeños y medianos. 

2. Peggy Pet – Catre camuflado impermeable

Peggy Pet - Camilla para perros

VER EN AMAZON

Este modelo plegable es perfecto para viajar porque una vez plegado ocupará muy poco espacio en el coche. Es un catre diseñado especialmente para el exterior, por lo que la tela estampada es impermeable, lo que nos permite colocarlo en el jardín o en el balcón sin tener que preocuparnos por las lluvias. Es una excelente opción si buscamos una solución ligera y que ahorre espacio cuando vayamos a acampar. 

3. AWP – Catre para exterior, talla S

AWP Slip Pet Camp Bed Summer Cool Nest Off The Ground Dog  Folding Installation Breathable,Bed,71x58x18 within10kg

VER EN AMAZON

Una versión más barata muy similar a la anterior, este catre AWP es totalmente desmontable y plegable. También está hecho de nylon impermeable, pero sin estampado de «aventura». Tiene 3 soportes en lugar de 2, como normalmente los vemos, la pata central no tiene adherencias horizontales que puedan hacer incómodo el descanso de nuestro amigo.

4. Sogni e Capricci – Catre impermeable

Sogni e capricci BRANDINA-105X65X18CM Cama para Perros piegable eveada, Negro, 105x65x18cm, poliéster   

VER EN AMAZON 

La misma marca también ofrece este modelo más sencillo pero plegable, impermeable y completamente desmontable. La parte de la tela se engancha al marco con unas prácticas correas de deslizamiento que cuentan con cierre ajustable para poder ajustar la tensión de la superficie a nuestro gusto o al de nuestro compañero. Un modelo simple pero cómodo, adecuado para perros pequeños. 

5. Sueños y Capricci – Catre confort

Sogni e capricci BRANDINA 85X85X33CM Cama Plegable SOGNI & CAPRICCI Pets, Gris Comfort, 85 x 85 x h33 cm   

VER EN AMAZON

Un catre ligeramente diferente este. No es plegable, pero ofrece a nuestro amigo de cuatro patas una comodidad adicional gracias a las partes laterales en las que puede descansar la cabeza o simplemente usarla

para sentirse más protegido. Es un modelo impermeable con un excelente soporte gracias al soporte extra que proporciona el marco más estructurado. 

6. Dibea – Catre en textileno, talla L

Sogni e capricci BRANDINA-105X65X18CM Cama para Perros piegable eveada, Negro, 105x65x18cm, poliéster   

VER EN AMAZON 

Si buscamos un modelo de bajo costo para un perro de gran tamaño, recomendamos esta propuesta de Dibea. La estructura metálica es fácil de montar y la tela de malla termosellada hecha de un fuerte textileno es perfecta para usarlo en interiores y en exteriores. Gracias a su alta ventilación, esta opción es especialmente adecuada para tiempos de verano y para perros que sufren el calor.

¿Por qué comprar un catre para perro?

Una de las principales preguntas que los dueños de perros se hacen sobre la compra de un catre es si sus perros necesitan uno, especialmente si nuestra mascota está feliz de dormir en las muchas alternativas suaves y peludas que hay por toda la casa.

Los catres con su básico y frío aspecto metálico, tan cuadrado y sin elementos que le den un diseño atractivo, pueden no ser tan atractivos para nosotros como una perrera de pelo de lujo extra suave y ecológica o como los cómodos sofás con hermosos y modernos estampados, pero la comodidad que nuestro compañero siente cuando se acuesta en un buen catre, ya sea en el exterior o en el interior, es simplemente indiscutible.

¿No nos crees? Vale, entonces vamos a romper con esa incredulidad. Echemos un vistazo a las ventajas (que son varias) de comprarle un catre a tu perro:

Los catres para perros son adecuados para todas las razas, tamaños y temporadas.

Dependiendo de la raza y el tamaño, los perros tienen diferentes necesidades cuando hablamos de termorregulación corporal. Por ejemplo, los perros preparados naturalmente para el frío en los períodos de verano sufrirán mucho por el calor y buscarán camas frescas. Por el contrario, los perros de pelaje fino y sin subpelo sufrirán el frío buscando calor. Un catre se adapta a ambas necesidades porque la libre circulación de aire en todas sus partes es óptima para asegurar una superficie fresca mientras que, en períodos más fríos, al ser levantado del suelo y, por lo tanto, no estar en contacto directo con el mismo, el catre ayudará aun al perro más friolento a conservar el calor corporal.

Los catres para perros son muy resistentes, prácticamente indestructibles.

A diferencia de las camas suaves, los catres no tienen acolchado, por lo que no tenemos que preocuparnos por esas costuras y telas más delicadas. El armazón de los catres suele ser de metal o PVC robusto y la superficie también está hecha de materiales muy duraderos y resistentes a las mordidas de nuestro peludo amigo.

Los catres son más cómodos para perros con problemas en las articulaciones.

Dado que la superficie en la que el perro se relaja es alta, no habrá presión excesiva en las articulaciones del animal. No reemplaza la eficacia de una cama ortopédica, pero puede ser una excelente opción para perros con artritis o problemas musculoesqueléticos.

Los catres son ideales para perros mayores porque ayuda a que suban y bajen con mayor facilidad.

Subir y bajar un catre es más fácil para un perro con artritis en comparación con una cama normal. Esto se debe a que la distancia al suelo es menor. Un catre para perros coloca las articulaciones unos pocos cm por encima del suelo, entonces el esfuerzo necesario para recostarse y levantarse es menor que el que se requiere para agacharse o levantarse de una superficie suave e inestable como un cojín.

Los catres para perros ayudan a prevenir la aparición de enfermedades de la piel.

El moho y parásitos acechan en áreas con poca circulación de aire, donde se multiplican sin problemas. Estos organismos causan irritación, inflamación y alergias en la piel. Los catres para perros son perfectos para evitar este problema gracias a su diseño abierto que promueve la circulación de aire en todas las partes del catre. Además, el recubrimiento de tela siempre es de materiales sintéticos resistentes que permiten la transpiración.

¿Cómo elegir el mejor catre para perro?

Ahora que finalmente nos hemos convencido y analizado todos los puntos a favor de un buen catre para perro, veamos qué características debe tener el producto adecuado para nosotros y nuestras necesidades.

Tamaño

Siempre midamos a nuestro perro para tener una idea del tamaño adecuados para él. ¿Cómo medir a tu perro? Tomamos un metro y lo deslizamos desde la punta de la nariz hasta la base de la cola. Este será la medida mínima de la longitud del catre. Si no estás seguro, hay que elegir el tamaño más grande… lo mejor es dormir cómodamente, ¿verdad?

Robustez

Tanto el marco como la superficie de la tela deben ser sólidos al tacto, resistes y seguros. Por lo general, el marco es de metal, aunque hay modelos en PVC. También prestemos atención a cómo se libera la superficie de la tela, si tiene lazos de cuerda o se inserta dentro de la estructura. Ninguno es mejor que otro, pero ya que estamos en ello, verifiquemos cuidadosamente el perímetro para asegurarnos de que la cuerda está intacta y/o el metal no ha debilitado el tejido donde los dos materiales entran en contacto.

Comodidad

La parte de tela está hecha generalmente de nylon, un material resistente, pero también bastante elástico, que asegura cierta comodidad. Tengamos cuidado de que bajo la superficie de la tela no haya partes duras de la estructura que puedan golpear contra el cuerpo de nuestro perro una vez que esté recostado.

Facilidad de limpieza

Los catres son fáciles de limpiar porque tienen una estructura lineal, sin cojines o espacios ocultos donde se puede acumular suciedad. Podemos golpear la superficie al aire libre todos los días y pasar un paño húmedo para eliminar células muertas, polvo y pelo. Una vez al mes también podemos pasar un limpiador de vapor, si tenemos uno, pues es una gran manera de desinfectar a fondo la parte de la tela. 

¿Cómo enseñar al perro a usar un catre?

Bien… Ya tenemos nuestro hermoso catre, lo hemos revisado centímetro a centímetro, es resistente, acogedor, e incluso hace juego con la decoración del hogar. Mientras pasamos un trapo húmedo antes de colocarla en la posición de la casa que hemos elegido, por un momento pensamos que nos gustaría tumbarnos… Finalmente llamamos a nuestro perrito, lleno de entusiasmo y expectativas.

Se acerca, lo huele y desaparece.

¿Qué acaba de suceder? No es que nuestro perro sea desagradecido, pero a veces nuestras mascotas no logran entender cómo usar un nuevo producto. Otras veces puede tratarse de desconfianza. En estos casos, si después de unos días no ha habido ningún intento, es posible que debas recurrir a algún tipo de entrenamiento. En los casos más difíciles, lo que queda es enseñarle al perro alguna «orden», aunque esto puede requerir mucha paciencia y mucho tiempo, pero, sobre todo, constancia y regularidad.

Le preguntamos a un entrenador cómo enseñar a nuestro perro órdenes simples:

La orden «arriba»

Siempre empecemos con la orden «arriba». Para enseñar esta orden, podemos llevar al perro delante de un objeto elevado como una plataforma estable en la que subir. Podemos usar algo que ya tengamos en casa, lo importante es que sea sólida para que soporte el peso del perro y no muy alta respecto a su tamaño.

Le damos la orden «arriba» mostrándole un sabroso premio y moviéndola en dirección a la plataforma. La reacción natural de nuestro perro será pararse en dos patas y tratar de tomar el premio con su boca. Movemos el bizcocho más lejos hasta que el canino lleve todo su cuerpo a la plataforma. Una vez que esté arriba, démosle el premio y muchos cumplidos. Repitamos el mismo proceso varias veces hasta que el perro haya asociado la palabra «arriba» con dirigirse a una superficie elevada y recibir un premio.

La orden «quieto»

Por lo general, todos los perros ya saben cómo responder a la orden «quieto» porque es más utilizado espontáneamente por el maestro durante todo el día; por ejemplo, cuando queremos que se siente o se calme.

La orden «cama»

Una vez que tu perro haya aprendido completamente a responder a las órdenes de «arriba» y «quieto», podemos empezar a entrenarlo para que responda a las órdenes de «descanso» o «siesta», o a otra palabra que sea más práctica para que puedas indicarle que adopte una posición de relajación. El objetivo será enseñar al perro que es hora de dormir. Usamos la misma técnica explicada al principio, incitando con un premio a nuestro amigo para que adopte la posición. 

Combina las 3 órdenes

Ahora podemos empezar a entrenar a nuestro perro para que use el catre. Primero le damos la orden «cama» (o el equivalente que elegimos). El perro debe ir justo delante de su catre. Démosle un premio y algunos abrazos extra. La siguiente orden será «arriba» a la que debe responder subiendo al catre, entonces le damos un premio y más mimos. Luego le damos la orden «siesta»; el perro debe acostarse automáticamente en una posición relajada. Aquí también le daremos un premio y muchos abrazos.

Mediante refuerzos positivos podremos enseñarle a nuestro amigo muchas cosas que son útiles y estimulantes para su mente. Recordemos que nunca debemos usar la fuerza. El aprendizaje debe ser una actividad de vinculación entre usted y no de restricción.

Preguntas Frecuentes

¿Los catres para perro son una buena alternativa?

Los catres no tienen acolchado, es por ello que es más fácil mantenerlo limpio, algo muy importante en caso de alergias propias o del perro. Además, dado que los catres están por encima del suelo, son menos propensos a atraer suciedad, a diferencia de cojines, colchones o camas blandas, especialmente cuando están hechas de materiales cálidos como la felpa.

¿Por qué los catres son mejores que las camas blandas?

Los catres tienen una superficie elástica que sostiene el cuerpo del perro mientras permanece cómodo. Los animales con problemas en las articulaciones tienen menos dificultad para subir y bajar de un catre que de camas acolchadas, sin mencionar que los catres son más fáciles de limpiar, pues al elevarse del suelo, el aire puede circular libremente y mantener el producto fresco en verano.

¿Con qué frecuencia se debe cambiar el catre del perro?

Depende del estado de desgaste en la parte de la tela. Generalmente tienen una vida media de un año, pero no es fácil dar una respuesta general, pues depende de cuánto lo use el perro, de la calidad de los materiales y de la estructura, de si el perro lo muerde o lo araña con sus garras, y también del tamaño/peso del animal. También influye el lugar en donde coloquemos el catre: si está al aire libre, se desgastará más rápido porque está expuesto a la intemperie.

¿Debería añadirle un cojín al catre?

No es necesario añadir un cojín a la superficie del catre. A los perros les gusta dormir en diferentes posiciones, no necesitan apoyar la cabeza sobre una superficie blanda. Lo ideal es dejar a nuestro amigo más opciones sobre las que dormir: una cama blanda, una con reposacabezas, un catre… él se encargará de elegir en dónde quiere descansar.

Give a Comment