Cuando vives con un perro viejo o enfermo que se sufre cuando se mueve y le duelen las piernas delanteras o traseras, seguro te desanima verlo sufrir. ¿Te gustaría ayudarle para que vuelva a caminar como sus compañeros más jóvenes?

A diferencia de lo que se podría pensar, una discapacidad no condena a los animales a ser sacrificados: con la mejor silla de ruedas para perros, puedes ayudarlos a recuperar parte de la movilidad. Y si en el pasado tu única opción era la de construirla por tu cuenta, hoy en día puedes encontrarla fácilmente de venta en línea.

¿Cuál es la mejor silla de ruedas para perros?

Las causas de la discapacidad pueden ser fisiológicas, genéticas o relacionadas con un accidente. A veces son tan incurables como la artritis o la artrosis, pero esto no nos impide que nuestro perro tenga una vida más independiente. Una de las muchas maneras de hacerlo más fácil es comprar una silla de ruedas para perros con discapacidades que soporte las patas traseras o delanteras.

Estas sillas de ruedas vienen en diferentes tamaños y en materiales ligeros como el policarbonato, que es resistente a la ruptura. Las ruedas están cubiertas y son antiperforaciones, ideales para todo tipo de terreno. En el mercado existen diferentes modelos, algunos vienen equipados con arnés para perros con discapacidades, que ofrecen un apoyo únicamente, y otros vienen equipados solo con sillas de ruedas. 

A continuación, te presentamos las mejores sillas de ruedas para perros con discapacidades:

1. Silla de ruedas para perros con discapacidades con ruedas Teabelle – Lo mejor para arneses ajustables

Teabelle Silla de Ruedas Ajustable Auxiliar para Perro Coche para Rehabilitación de piernas Discapacitadss para Cachorros Mascotas 2 Ruedas   

VER EN AMAZON

Si su mascota puede caminar sobre las patas delanteras, este modelo le ayudará a moverse con completa autonomía. De hecho, es un modelo de dos ruedas específicamente hecho para perros con discapacidad en las patas traseras. Tiene un armazón de aluminio, lo que lo hace resistente, pero ligero. Los arneses ajustables están diseñados para proporcionar un confort y una movilidad óptimos. Las ruedas son de espuma de alta densidad con huella de caucho que no se revientan. La altura, anchura y longitud de la silla de ruedas se pueden adaptar fácilmente al tamaño de la mascota. Viene en diferentes tamaños y dos o cuatro ruedas, para adaptarse a diferentes necesidades de soporte. Está disponible en diferentes tamaños, y de dos o cuatro ruedas.

Disponible en diferentes tamaños, dos o cuatro ruedas.
Las ruedas de espuma de alta densidad son a prueba de pinchazos.
La estructura de aluminio es ligera y duradera.

2. Silla de ruedas Qiaoxc para perros con discapacidades – Lo mejor en resistencia

QIAOXC - Silla de Ruedas para Perro con Ruedas para Perro, Medium   

VER EN AMAZON

Esta es una silla de ruedas producido en aluminio aeronáutico anticorrosión, resistente, ligero y rápido, que permite que la mascota permanezca suspendida sin tener que arrastrarse. Tiene un diseño de correa resistente al desgaste y está hecho de tela de malla suave y transpirable. Además, es resistente a las mordeduras de perro. Está hecha para dar al perro la máxima comodidad, pues el cinturón de seguridad es totalmente ajustable, así como la altura y anchura de la silla de ruedas. Su diseño permite mantener al animal estable durante los paseos y está disponible en seis tamaños diferentes, desde XXS hasta XL.

Fácil de usar, mantiene al perro estable
De fuerte estructura y resistente a las mordeduras.
Transpirable en los cinco gatos.

3. Silla de ruedas Hwt para perros – Lo mejor para perros grandes

Silla de Ruedas para Perros,Ciclomotor Scooter para Mascota,Adecuado para Perro Discapacitado Paralizada Patas Traseras Rehabilitación Del Caminar Asistido,Ajustable,2 Ruedas,25kg (88lbs)- 55kg (121lb   

VER EN AMAZON

La estructura de esta silla de ruedas XL para perros grandes es ideal para animales de entre 25 y 55 kg. Está hecho de aleación de aluminio, ligero, sólido y resistente. Las ruedas son portátiles y flexibles. Los materiales de los tirantes son suaves y transpirables, lo cual evita que el contacto del arnés irrite el pelaje del cuello y de las piernas. Viene equipado con dos conjuntos de arneses para las piernas: un arnés cómodo y uno deportivo. No hay impedimento para el cumplimiento de las necesidades fisiológicas.

Los animales recuperan la felicidad de correr.
Ajustable al tamaño del perro.
Disponible en una versión XXL.

4. Silla de ruedas ajustable para perros Best Walking – La mejor para la comodidad de tracción

BEST WALKING Cachorro Caminar Tamaño De Luz De Aleación De Aluminio Pet/Perro Silla De Ruedas para Discapacitados De Las Patas Traseras Tamaño(1-75kg)   

VER EN AMAZON

Esta silla de ruedas para perros discapacitada de tamaño XS está montada con una estructura ligera y fácil de arrastrar. El centro de gravedad del soporte se puede ajustar según las distintas necesidades. El modelo está disponible en 7 tamaños diferentes para satisfacer las necesidades de perros de todos los tamaños: desde 1 a 70 kg. No impide que se cumplan las necesidades fisiológicas de los animales machos y hembras. El ancho de la silla de ruedas oscila entre los 10 y los 18 cm; la altura, entre los 20 y los 32 cm.

La estructura ligera facilita el movimiento.
Ayuda a los animales a recuperar su movilidad.
Amplio ajuste para adaptar la estructura al tamaño del
animal.

5. Silla de ruedas Anmasbox para perros con discapacidades – Lo mejor en cuanto a relación calidad-precio 

ANMASBOX, tamaño para Perros pequeños, Carrito de Acero Inoxidable, Silla de Ruedas para Mascotas, Gatos, Perros, para rehabilitación de Patas, para Perros discapacitados, 2 Ruedas   

VER EN AMAZON

La estructura de esta silla de ruedas para perros con discapacidades está hecha con materiales mixtos de acero y aluminio. Se ajusta a diferentes alturas y es fácil de arrastrar incluso por mascotas pequeñas. Las correas también son ajustables para ofrecerle a la mascota una movilidad y comodidad óptimas. Este modelo no impide que los animales, machos y hembras, satisfagan sus necesidades fisiológicas. Para perros de talla pequeña (no depender del peso únicamente) el ancho de las caderas oscila entre los 17 y los 20 cm; el de altura, entre los 18.5 y los 25 cm; y, el de longitud, entre los 35 y los 38 cm. El animal puede utilizar la silla de ruedas tanto para caminar de manera asistida como para bloquear las extremidades traseras.

Es fácil de montar y desmontar.
Se puede almacenar en un espacio pequeño.
La estructura está hecha de acero y aluminio.

Guía para comprar una silla de ruedas para perros con discapacidades

Hoy en día hay muchas opciones disponibles para perros con problemas de movilidad. Si tu pequeño amigo necesita apoyo temporal o permanente para moverse, podrás encontrar la ayuda adecuada sin problemas. Desde arneses para caminar hasta silla de ruedas, encontrarás algo para mascotas de todos los tamaños, pero la silla de ruedas para perros es la mejor solución que hay en el mercado. En esta guía de compra, te ayudaremos con todo lo que necesitas saber sobre una silla de ruedas para perros y a evaluar todos los parámetros que te permitirán definir cuál elegir.

¿Cómo funcionan las sillas de ruedas para perros y por qué usarlas?

El funcionamiento de una silla de ruedas para perros depende del tipo de modelo: soporte completo, soporte para la parte posterior o delantera. Las extremidades traseras o las extremidades delanteras del perro se apoyan en la silla de ruedas para que ellos puedan caminar usando las extremidades más fuertes mientras las ruedas hacen el resto del trabajo.

Hay muchos beneficios asociados con las sillas de ruedas para perros; entre ellos, que pueden ayudar a los ortopedistas con la rehabilitación y darle a tu perro la libertad de vivir una vida feliz a pesar de sus problemas de movilidad. Te sorprenderás con lo que una silla de ruedas puede hacer por tu mascota con discapacidades o de edad avanzada.

¿Cuándo debería considerar comprar una silla de ruedas para perros?

Las sillas de ruedas son adecuadas para perros con problemas de movilidad. Hay muchas razones distintas por las que un perro puede tener estos problemas. Esto incluye problemas neurológicos, amputaciones, artritis, parálisis, problemas de columna, recuperación quirúrgica, lesiones accidentales… 

Estos son algunos ejemplos que pueden llevarte a comprar una silla de ruedas. Echemos un vistazo a detalle de algunas de las condiciones más comunes.

Mielopatía degenerativa

Tiende a ocurrir en perros un poco mayores; es decir, perros entre 8 y 14 años. La condición se manifiesta cuando hay una pérdida de conectividad entre la médula espinal y el cerebro de la mascota. El arrastre de los pies y la oscilación de la excesiva son dos de los síntomas más comunes. Es por ello por lo que una silla de ruedas para un perro viejo puede ayudarlo a resolver el problema.

Displasia y artritis

Los perros que sufren de displasia o artritis tienen las articulaciones rígidas. La displasia puede originarse por la salud general del perro, mientras que la artritis se debe a la vejez. Independientemente de la condición de tu perro, puede ser difícil para él tener un apoyo en sus piernas. Movimientos básicos tales como caminar o correr pueden resultarle increíblemente dolorosos, por lo que te recomendamos una silla de ruedas para mascotas.

Enfermedad del disco intervertebral (IVDD)

Esta es una condición común causada por el deterioro o desplazamiento de los discos de la columna vertebral que actúan como cojinetes de depreciación. Es una enfermedad dolorosa que puede afectar a cualquier tipo de perro con patas traseras paralizadas.

La gravedad de la condición determinará qué tipo de silla de ruedas necesita. Por ejemplo, una silla de ruedas ajustable puede ser útil en las primeras etapas de rehabilitación. Sin embargo, si tu perro se paraliza porque el daño es muy grave, la silla de ruedas puede convertirse en una herramienta indispensable para las necesidades diarias de tu perro.

¿Todos los perros se benefician de una silla de ruedas?

No, las sillas de ruedas no están diseñadas para todos los perros. Únicamente son adecuadas para perros con problemas de movilidad. No es necesario comprar una silla de ruedas para tu perro si puede moverse libremente y con facilidad. Si no estás seguro de que una silla de ruedas sea adecuada para tu perro, consulta a tu veterinario.

¿Qué hace que una buena silla de ruedas sea útil para mi perro?

Hoy en día existen muchos tipos diferentes de sillas de ruedas para perros, pero lo que las hace útiles, independientemente del color y otros aparatos innecesarios, es que coincida con el tamaño del animal y sus necesidades.

La prueba de la toalla es una de las mejores maneras para determinar qué tipo de silla de ruedas debes buscar. Esta prueba está diseñada para ayudarte a determinar la fuerza de las extremidades delanteras de tu perro: necesitas apoyar las caderas y el abdomen de tu compañero peludo mediante una toalla larga. Asegúrate de que las patas traseras no toquen el suelo.

¿Tu perro es fuerte y puede avanzar con facilidad usando solo las patas delanteras?

Si la respuesta es “sí”, es probable que una silla de ruedas para perros con soporte trasero sea la más adecuada. Sin embargo, si tu perro tiene dificultades para caminar o se tropieza, lo más adecuado será una silla de ruedas de apoyo para todo el cuerpo o una silla de ruedas de apoyo para las extremidades delanteras.

¿Qué tipos de silla de ruedas para perros con discapacidades hay?

Además de la prueba de toalla, también se tendrá en cuenta el estado del perro a la hora de determinar el tipo correcto de silla de ruedas. Así que echemos un vistazo a cada tipo de silla de ruedas con algunos detalles más. 

Soporte para la movilidad de todo el cuerpo

Estas sillas de ruedas están diseñadas para perros con parálisis parcial en la extremidad posterior y debilidad de las extremidades delanteras. Muchos de estos animales se caen o tropiezan cada vez que intentan caminar. Este tipo es de los más caros, ya que están equipados con una serie de ajustes para garantizar en particular el nivel adecuado de soporte para tu perro.

Además, estas sillas de ruedas en particular también pueden ayudar a los perros a aliviar el estrés a lo largo de la columna vertebral después de la cirugía o si tu mascota sufre algún tipo de enfermedad de la columna.

Básicamente, tu perro se beneficiará de este tipo de silla de ruedas si tiene una de las siguientes condiciones: debilidad generalizada, traumatismo de columna, amputación por artritis, enfermedad del disco intervertebral (IVDD), hipoplasia cerebelosa, ruptura de disco, mielopatía degenerativa, soporte postquirúrgico de cadera, disco o rodillas.

Sillas de ruedas para extremidades delanteras

Este tipo de silla de ruedas es muy útil para un perro con disfunción o debilidad leve o severa de las extremidades delanteras. Algunos de los modelos pueden ayudar a erradicar alrededor del 70% del peso corporal que se encuentra en las patas delanteras del perro.

Estas sillas de ruedas también pueden fabricarse con reposacabezas, que proporcionan un alivio y un apoyo adicionales para el dolor. Tu perro se beneficiará de un soporte frontal si tiene alguna de las siguientes condiciones: debilidad generalizada, traumatismo de columna, amputación, hipoplasia cerebelosa, disco roto, mielopatía degenerativa, soporte posquirúrgico de cadera, disco o rodilla.

Sillas de ruedas para extremidades traseras

Por último, pero no menos importante, existen sillas de ruedas para las extremidades traseras, que por lo general resultan útiles para perros con debilidad en las extremidades traseras, pero fuertes en las extremidades delanteras, por lo que pueden mantenerse activos.

Cuando se trata de este tipo de sillas de ruedas, hay muchos diseños diferentes a elegir. Por ejemplo, si tu perro aún cuenta con algo de movilidad, vale la pena considerar comprar una silla de ruedas para la que sus patas toquen el suelo, especialmente si el animal está tratando de recuperar la movilidad después de la rehabilitación.

Tu perro se beneficiará de este soporte si se ve afectado por: displasia de cadera, enfermedad del disco intervertebral (IVDD), rehabilitación postquirúrgica de cadera, columna o rodillas, amputación de miembros posteriores, traumatismo, disco roto, mielopatía degenerativa, debilidad generalizada, artritis.

¿Por qué son importantes las ruedas?

En todo este análisis, es necesario considerar las ruedas con mucho cuidado. Estas deben tener una postura profunda, además de ser flexibles, grandes y ligeras.

Toma en cuenta que una rueda muy grande será muy difícil de mover, pero una rueda muy pequeña se bloqueará con mayor facilidad; es por ello que necesitarás encontrar un buen equilibrio.

¿Cómo ayudar a tu perro a acostumbrarse a una silla de ruedas?

No puedes esperar que tu perro solo sepa cómo usar una silla de ruedas; tendrás que entrenarlo. Aquí hay algunos consejos para ayudarte en el proceso:

Usa el sentido común 

Lo primero que debes hacer es usar un poco de sentido común. Deja que tu perro se acostumbre a la silla de ruedas y no le provoque ansiedad. Deja que huela la estructura y espera a que se sienta cómodo, en lugar de forzarlo. 

Ten paciencia – Algunos perros encontrarán muy difícil el momento del paso. Tu pequeño amigo también podría tener miedo de la silla de ruedas, por eso necesitas ser paciente para que pueda acostumbrarse a ella. 

Procede lentamente – Aunque tu perro responda bien a la silla de ruedas, te aconsejamos que lo premies si muestra una actitud positiva al principio. Toma largos descansos entre las sesiones. Una vez que tu perro empiece a moverse en la silla de ruedas, se proactivo y elógialo.

Pide ayuda al veterinario – Si tu perro aún no coopera, lo mejor es hablar con tu veterinario o un entrenador de perros.

Preguntas frecuentes 

¿Un perro puede hacer sus necesidades si está en la silla de ruedas? 

Sí, los perros son capaces de evacuar incluso con la silla de ruedas. No se ponen en cuclillas, pero tienden a extender las piernas; de esa manera, la orina y las heces caerán al suelo sin ensuciar el armazón de la estructura.

¿Un perro puede ponerse en cuclillas incluso si está en la silla de ruedas? 

El perro utiliza las patas delanteras para moverse, jugar y explorar. Las patas traseras tocan ligeramente el suelo de la silla de ruedas o pueden apoyarse de forma segura en los estribos.  

¿Cuánto cuesta una silla de ruedas para perros? 

Desafortunadamente, las mejores sillas de ruedas hechas a medida no son de precio asequible (también depende del tamaño) y empiezan a partir de unos 100 euros. Sin embargo, si eres bueno en bricolaje, nada te impide construir tu propia silla de ruedas al menor precio posible., para construir un más barato y al precio más bajo posible.

También puedes comprar las partes por separado y después ensamblarlas (ruedas, asientos, etc.). En cualquier caso, si vas a una tienda de marca, los precios pueden ser más altos que si los compras en línea.

Conclusión

Si tu pequeño amigo peludo, debido a la vejez o una condición grave, ya no puede usar sus extremidades delanteras o traseras, puedes ayudarlo a recuperar algo de movilidad mediante el uso de una silla de ruedas especial para perros con discapacidades. Por supuesto, al principio no siempre es fácil acostumbrarse a esta nueva estructura, pero con paciencia y perseverancia, tu mascota se convertirá en un verdadero virtuoso de andar en silla de ruedas.

Nuestro voto a la mejor silla de ruedas va para Best Walking, pues tiene una estructura ligera y de fácil tracción. Además, puedes elegir entre siete tamaños diferentes y ajustar su centro de gravedad según sea necesario.

Give a Comment